Pensamientos

Extracto de conversación

Caminar, caminar y caminar se ha vuelto un clásico en nuestras vidas. Largos paseos. Andar por andar

Antoñito me acompaña de vez en cuando. Incluso Martín se apunta. Y el último día Bruno también.

Antonio ha viajado este mes y el anterior y de regreso de uno de sus viajes decidimos salir a dar una vuelta. Esta vez ni Bruno ni Martín nos acompañaron, así que decidimos dar una vuelta corta.

Íbamos por Madrid Río poniéndonos al día: la semana, los niños, el viaje, el trabajo… y Antonio me preguntó qué tal con mi madre; y es que mi madre viene a ayudarme cuando Antonio viaja. Tanto ella como yo sabemos que podría no hacerlo, pero le gusta.

-¿qué tal con tu madre?

-Bien. A veces me pasa que dice o hace cosas que podría contestarle pero entonces pienso que «no merece la pena»; y es que siento que estoy en tiempo de descuento con mis padres.

-No merece la pena. Es algo que aprendí tarde con Pepe

Y entonces me eché a llorar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s