Año Nuevo, Familia, Feliz 2017, Pensamientos

Feliz 2017 y esas cosas…

No tengo más excusa para mi ausencia que la falta de tiempo. El mes de diciembre (y parte de enero) ha sido un no parar.

Por un lado cenas, celebraciones, compras, …

Por otro vacaciones escolares, planes con niños, viaje a San Sebastián…

Me gustaría contarte ABSOLUTAMENTE TODO lo que hemos hecho, pero me resulta imposible. Sólo te diré que he disfrutado de todo lo que hemos hecho: el circo, los teatros, el viaje, ¡TODO!.

Las navidades, cada año más, me transmiten una sensación de auténtico miedo. Por un lado me gustan mucho. Las disfruto y son especiales. Especiales por lo familiar. Mis padres se encargaron de transmitirme esa sensación y creo que yo lo estoy haciendo con mis hijos. ¿Y dónde está el miedo? Pues precisamente en el inevitable paso del tiempo. En que al nuevo año que empieza, desde hace tiempo, sólo le pido que lo terminemos los que lo empezamos. Y bien. Nada más.

El tiempo pasa muy rápido. Tanto que estas tres semanas no he tenido ni tiempo de reflexionar. Ni de contaros absolutamente nada.

Con todo, empiezo el año con mucha ilusión.

Espero que vosotros hayáis empezado bien el nuevo calendario. Os dejo mi lista de canciones shazamizadas el pasado 2016. Muchas de esas canciones escuchadas una y otra vez a petición de los peques en el coche.

Feliz finde

 

 

Anuncios
Familia, fin de semana, finde, música, Pensamientos, recomendación, viaje

your father’s map

Mucho tiempo sin pasar por aquí… cuanto más tiempo pasa, más tonto me parece hacerte un resumen de nuestro viaje por País Vasco, nuestras navidades o… qué se yo.

Así que voy a intentar resumirte el último mes -que está siendo una locura, por cierto-

Poco a poco… hoy toca nuestro viaje a País Vasco.

PANO_20151230_140830
Sigue leyendo “your father’s map”

Familia, Navidad

Singing Galway Bay

Hola! Por fin estamos los cinco de vacaciones. Por fin. Y hemos continuado con la agenda repleta tal y como venimos teniéndola este último mes. Nuestra casa se llena de manualidades navideñas, los peques cantan villancicos, han tenido fiestas, han ido disfrazados de pastor, han actuado en el cole,  y hasta hemos tenido que “desdoblarnos” ante las agendas de Diego por un lado y de Martín y Bruno por el otro. Sigue leyendo “Singing Galway Bay”

Familia, fin de semana, finde, recomendación, Recuerdos

Sabor a Navidad

Es la una y diez de la madrugada, así que aunque técnicamente es viernes, yo sigo en el día de Navidad.

Hasta que mi abuelo falleció, el día de Navidad íbamos a comer a casa de mis abuelos. Desde hace unos años, la comida familiar es en casa de mis padres. Coincidimos con mi adorada tía Clara, su marido Delfín y sus hijos Ángela y Nacho. Este año estaba mi abuela y me ha hecho muchísima ilusión verla.

La comida, os podéis imaginar, ha sido una sucesión de platos y más platos. Empiezas con muchas ganas y es imposible terminar.

Desde que tengo memoria, el día de Navidad en casa de mis abuelos era especial: nos poníamos guapos, veía a mis tíos y primos, comíamos hasta decir basta, jugábamos a las cartas y pasábamos un rato increíblemente divertido. El día de Navidad era eso. Bonito. Especial. Familiar. Y sigo con esa sensación en el corazón. Y he coincidido con un compañero de viaje para el que también es especial y así -creo- se lo hacemos ver a los peques.

En esa mesa en casa de mis abuelos donde nos apretábamos todos y donde a veces la risa te impedía comer siempre hubo tres platos especiales para mí: ensaladilla rusa -la de mi abuela es… pues eso: ¡de mi abuela!, lombarda con pasas y piñones y sopa de pescado.

Hoy, muchos años después; muchas navidades después, mi madre en un momento de la comida ha dicho:”falta la lombarda” y ha sacado una enorme fuente con comida de color morada. Mi prima Ángela y yo nos hemos puesto las botas y entonces he pensado en voz alta que la lombarda sabe a Navidad.

Como estoy un poco sensible, qué se le va a hacer, este fin de semana os voy a recomendar un clásico que espero que hayas visto: “Qué bello es vivir”. Y recuerda: “Cada vez que suena una campana, un ángel consigue sus alas”

Feliz fin de semana

Familia, música, Pensamientos

Words don’t come easily

Estos días he descubierto cosas que no me gusta hacer con los peques. Especialmente con Diego. No por nada, porque es el mayor y por tanto, tiene mayor capacidad para entender según qué cosas.

Una de las cosas que me ha pasado fue, para variar, con las prisas matutinas, regañar a Diego porque ponerse el abrigo nos llevó mucho tiempo y luego empezó a quejarse de que la manga le molestaba. Empezó a quejarse como si le ardiera el brazo, entiéndeme. No sé. Debido a mis prisas me puse de mal humor y empecé a echarle la charla mientras le quitaba la manga, él con parsimonia parsimoniosa se sujetaba con la mano la manga para que no se fuera hacia arriba mientras volvía a ponerse el abrigo.

¿Parsimonia? NO! he de recordarme cada bien poco que es un niño. Que los niños no tienen nuestra prisa aunque a veces lo pagan. Cuando llegamos al cole le pedí perdón reconociendo que a mí también me molestaba un montón que se me subiera la manga cuando era pequeña. Y es verdad. Todavía me acuerdo.

Otra de las cosas con las que lucho estos días es con obligar a Diego a perdonar a sus hermanos. No me gusta hacerlo. Tengo una lucha interna porque, si bien creo que es importante que aprenda a perdonar; no me gusta que vea esto como una obligación. Me explico: perdonar ha de salir de cada uno. Ha de ser de corazón. No me gusta estar de policía mala diciendo que perdone a su hermano. Sé que enseñar a pedir perdón y a perdonar es importante. Implica, para mí, generosidad y empatía necesarios para su inteligencia emocional. Normalmente cuando su hermano le pide perdón él se lo saca de encima y dice que no y ahí voy yo detrás casi amenazante obligando a que lo perdone. Odio esa sensación. Debo enfocarlo desde un punto de vista constructivo; que sea él quien vea el arrepentimiento de su hermano así como que sea él quien decida hacer las paces. Es complicado. Diego es orgulloso y me va a costar. Tampoco le gusta pedir perdón, aunque a veces lo hace. Sabe lo que es y lo que implica. Ve que a él se le pide perdón. No sólo sus hermanos. Sus padres, cuando consideran que le deben una excusa, se disculpan.

Un poco ligado a esto va la expresión oral. Diego utiliza la palabra “odio” sin saber muy bien qué es. Ayer por ejemplo dijo que odiaba a sus hermanos y entonces indagué preguntando por qué y fui la que le dijo que “odiar” era muy fuerte y que podía decirlo de otra manera.

Por último, estoy decidida a vigilar lo que hablo cuando estoy delante de él. Ayer, por ejemplo, le dije a mi padre que Diego había dicho que odiaba a sus hermanos y se sintió herido. Diego no entiende aún de grados en el significado de las palabras. No quiero que se sienta traicionado por mí. Message received.

Como veis, esta semana estoy teniendo lecciones intensivas gracias a los peques.

Sí, ya sé que sólo he hablado de Diego. Martín y Bruno son más generosos. Si les das una galleta te preguntan si sus hermanos quieren. Si vemos el catálogo de juguetes piden para ellos y para sus hermanos. Son más generosos también para pedir perdón. Siguen las rabietas de Bruno y Martín y sus cuadraturas. Así que me tengo que esforzar día tras día en no perder la paciencia.

Mi recomendación de hoy es una canción que habla sobre un perdón que no es sincero. Tampoco es de la edad de la inocencia. Si tenéis tiempo, volved a escuchar el disco entero. De momento yo os dejo con Baby, can I hold you?

Feliz fin de semana.

Sorry
Is all that you can’t say
Years gone by and still
Words don’t come easily
Like sorry like sorry
Forgive me
Is all that you can’t say
Years gone by and still
Words don’t come easily
Like forgive me forgive me
But you can say baby
Baby can I hold you tonight?
Maybe if I told you the right words
At the right time you’d be mine
I love you
Is all that you can’t say
Years gone by and still
Words don’t come easily
Like I love you I love you
But you can say baby
Baby can I hold you tonight?
Maybe if I told you the right words
At the right time you’d be mine
You’d be mine
You’d be mine
Tracy Chapman – Baby can I hold you

Familia, Pensamientos

De rabietas y estrategias

Vamos despidiendo octubre. ¿Vosotros también habláis del tiempo? requeteagradable, ¿verdad?

Los peques llevan ya más de un mes en el cole y si bien he notado un cambio positivo en Martín, con Bruno es otro cantar. No digo que el cambio lo esté llevando mal ni mucho menos, sino que no lo lleva bien. Tenemos un cóctel explosivo: temporada de rabietas con mamitis aguda. Sigue leyendo “De rabietas y estrategias”

Familia, Pensamientos

Ahora les toca a ellos

Diego se queda llorando por las mañanas.

Al principio pensé que era por contagio de Bruno, que es al que más le está costando, pero me doy cuenta de que no. Le cuesta despegarse de Antonio y de mí; y francamente me mosquea. Me mosquea porque antes de las vacaciones de verano iba muy contento al cole. Voy a ver cómo lo enfoco. Tengo que hablar con él este fin de semana y preguntarle por qué. Puede que necesite más tiempo con nosotros. No sé. No sé qué puede echar de menos. Hay que investigar.

Éste ha sido el “runrrún” de la semana. Semana rutinaria sin más. Destacable también el bajo ralentí de Bruno. Fiebre.

Me llama la atención lo mucho que se echan de menos los tres pequeños. Especialmente porque cuando están juntos o pelean o se ignoran. Bruno ayer estuvo dormitando todo el día y Diego echaba de menos jugar con él. Buena señal, ¿no?. En casa Bruno insistía en ir a dar con Martín al cole. Y Martín cuando vio que llevábamos a Bruno a la cama quiso hacerle compañía en la habitación.

Ayer recordaba que no hace tanto que al servir la cena todo era nervios y llantos. Ahora no todo es armonía, pero es mucho más tranquilo.  Sigue leyendo “Ahora les toca a ellos”

Cine, cuentos, Familia

Material escolar. Curso 2014-2015

Hace un año os contaba el inicio de curso de Diego. Aunque llevan en el cole desde el día 9, no ha sido hasta este pasado martes que han empezado a quedarse al comedor y han tenido clase de 9 a 13.00. ¿Que cómo ha ido todo? Sigue leyendo “Material escolar. Curso 2014-2015”

Familia, Pensamientos

De vuelta (septiembre 2014)

Ya estamos de vuelta.

De vuelta de todo: vuelta de las vacaciones, vuelta al trabajo, vuelta al cole… con la sensación de no habernos ido nunca; o de que las vacaciones queden ya muy lejos.

¿Cómo ha ido todo? A nosotros muy bien. Un tanto estresante, pero con momentos muy bonitos. Si bien es cierto me había hecho yo la idea de que iba a disfrutarlas más, la realidad ha sido diferente. No las he disfrutado como yo pensaba o esperaba. Sin embargo, ha habido momentos muy bonitos.

¿Que por qué no ha sido como yo esperaba? Pues básicamente porque Martín y Bruno están en una edad muy complicada donde todo son ideas peregrinas y decir que no a todas horas es agotador. Pero no nos quedemos con esto, que al fin y al cabo es lo que hay y vayamos a los momentos bonitos.

Sensación de vacaciones para los peques: estar con papá y mamá. Tomar un aperitivo antes de las comidas: aceitunas, coca cola, fiambre…; huir un poco de los horarios, salir a cenar por ahí, disfrutar de los primos, montar en barca, comer helados, pistolas de agua, piscina, quitarse los manguitos (Bruno), …

Me quedo con una frase de Diego estando en la piscina y mirando unas palmeras:”si fuéramos gigantes, esas serían nuestras antorchas”

Me quedo con nuestro paseo a Cala Figuera. Todos juntos.

Me quedo con una cena con los hermanos de Antonio y sus parejas donde una hermana de Antonio hizo una reflexión en voz alta sobre los pequeños: Vivimos todo esto muy intensamente, pero realmente es un espacio de tiempo muy pequeño. ¿qué pueden ser? ¿5 años? ¿tal vez menos?

Y por último, me quedo con El Algar y una canción de Warpaint. Feliz fin de semana

I’ve got a friend with a melody that will kill
She will eat you alive
Like cyanide it’s poison
She’ll eat you alive
Don’t you battle we’ll kill you
We’ll rip you up and tear you in two
Don’t you battle we’ll kill you
We’ll rip you up and tear you in two
Don’t you battle we’ll kill you
We’ll rip you up and tear you in two

Only in the sound of the voices I scream
I’m an angel don’t tell me what I did
You saw me standin’ on my own mountain
[?] not to put it longer
Tears are not worth their weight
Your love faded is over [?]
Your another one in a long long time
Wrestling people for peace
Wrestling people for peace

Only in the sound of the voices I scream [x3]

I make room for everyone
I make room for everyone
I need to take a break

If you had to go where I was not looking out
It won’t happen anymore but look what I found
I was always talking too much
Only in the sound of the voices I scream
Only in the sound of the voices I scream