Bruno, Diego, fin de semana, finde, Martín, Marvin Gaye, músicca, recomendación

My love is alive

Martín, al ver los rizos de Esther, mamá de Teo -compañero de clase-, le dice:”tienes olas del mar en el pelo”

Bruno juega tranquilo al juego del dado de colores y los animalitos. Se ríe cuando le toca la abeja y tiene que estar un turno sin jugar. También le ha dado por hacer caligrafía.

Diego no entiende por qué no han querido bailar con él, cuando la profe de música ha dicho que es bueno. Lo dice sin pena. No lo entiende, como tampoco entiende las ecuaciones de segundo grado. Ése ha sido su planteamiento.

Martín me para una mañana en el garaje y me dice que quiere volver al hotel donde fuimos en Semana Santa.

Bruno, al salir del cole, me da un dibujo de un corazón gigante y encima ha puesto “mamá”.

Diego me dice que Lucas le ha llamado “chulito” y ya no es su mejor amigo.

Martín llora cuando toca el móvil y desaparece Peppa Pig del youtube Kids.

Bruno le pide a Google “música guay, por favor” y Google le ofrece la app de Spotify.

Diego se rompe un diente arrebatando en el súper una cesta a su hermano.

Martín te agarra la cara y repite las cosas mil veces (intentamos que deje de hacer ambas cosas).

Bruno llora al comprobar que la pulsera de papel que le ha hecho Laia se ha roto.

Diego tiene su escritorio lleno de piezas de lego con las que sigue inventándose estructuras al menos dos veces al día.

Martín se frustra porque no sabe hacer girar el fidget spinner.

Bruno quiere comprar un fidget spinner a sus mejores amigos.

Diego flipa cuando le digo que le voy a regalar un fidget spinner. Me dice que todo el mundo en su cole lo tiene.

A Martín y a Bruno les encanta acompañarme a la papelería.

Diego prefiere jugar en el parque.

Martín y Bruno se quedan dormidos viendo “Guardianes de la Galaxia”.

Bruno se frustra porque no le sale la “i”

Diego disfruta de la peli y nos mira a Antonio y a mí como si estuvieramos locos cuando cantamos, al final de la película,

Feliz fin de semana

Listen baby, ain’t no mountain high,
Ain’t no valley low, ain’t no river wide enough baby
If you need me call me, no matter where you are,
No matter how far; don’t worry baby
Just call my name; I’ll be there in a hurry
You don’t have to worry,

Oh baby there ain’t no mountain high enough,
Ain’t no valley low enough,
Ain’t no river wide enough
To keep me from getting to you babe

Remember the day I set you free
I told you you could always count on me darling
From that day on, I made a vow,
I’ll be there when you want me,
Some way, some how

Oh baby there ain’t no mountain high enough,
Ain’t no valley low enough,
Ain’t no river wide enough
To keep me from getting to you babe

Oh no darling
No wind, no rain
Or winters cold can stop me baby, no no baby
‘Cause you are my goal
If you’re ever in trouble;
I’ll be there on the double
Just send for me, oh baby, ha

My love is alive
Way down in my heart
Although we are miles apart
If you ever need a helping hand,
I’ll be there on the double
Just as fast as I can
Don’t you know that there

Ain’t no mountain high enough,
Ain’t no valley low enough,
Ain’t no river wide enough
To keep me from getting to you babe

Don’tcha know that there
Ain’t no mountain high enough,
Ain’t no valley low enough,
Ain’t no river wide enough
Ain’t mountain high enough
Ain’t no valley low enough

Fuente: azlyrics

Día del Niño Hospitalizado, Diego, Pensamientos

Iria

Del hospital Niño Jesús conocía únicamente las consultas de traumatología. Allí íbamos periódicamente a las revisiones de la enfermedad de Diego hasta que nos comunicaron que tenían que operarle.
El 8 de marzo recogí, como cada tarde, a los peques del cole. Nos fuimos a merendar a casa y después al parque tal y como solemos hacer cada tarde. Sin embargo, pasado el rato de juego no fuimos a casa. Fuimos en metro y autobús al hospital. Allí nos dirigimos a ingresar a Diego y a que le asignaran una habitación.
Cuando subes a la primera planta y te alejas de las consultas entras en una zona diseñada especialmente para los niños. Imita un circo aquel techo tan alto, en lugar de escaleras hay una rampa y de camino a la habitación vimos que los peques disfrutaban de un teatro. Cuando nos dijeron la habitación que ocuparíamos (Sta. Isabel 3-4) el ambiente infantil quedó tras la puerta y nos dieron pijama y nos explicaron dónde estaban las cosas y que la tv era gratuita. Diego estaba aparentemente tranquilo. No quiso ir al teatro. En su lugar prefirió jugar un rato a la Nintendo.
Sigue leyendo “Iria”

cumpleaños, Diego, Pensamientos

Siete

Sé que me repito todos los años en esta fecha pero me emociona, qué le voy a hacer.

Diego cumple hoy siete añazos. ¡SIETE!

Siete años que han pasado tan deprisa. Tan intensamente.

¿Y qué hará hoy? Llevar un detalle para su clase y pasar la tarde con sus mejores amigos en casa. Ha estado construyendo un Lego durante el finde para enseñárselo a Lucas, Mathias, Diego, Hugo, …

Merendaremos sandwiches, refrescos y soplará sus velas en un bizcocho casero.

¿Y de regalo? Un juego para su consola y una camiseta de manga larga. Esas de las que renegaba hace un año y ahora se queja porque no tiene. Y cuando la gente le pregunte qué quiere Diego dirá que dinero porque quiere comprarse un patinete y está ahorrando.

Felicidades, Diego. Gracias por…

Gracias por quedarte con nosotros, por hacernos felices, por hacernos intentar ser mejores personas en las que reflejarte, por las risas, por el amor, por los juegos, por los “recuerdos que odio perder” y por esta lista que podría seguir ampliando hasta el infinito y más allá.

Diego, Pensamientos, perthes

Ev’rything’s alright

El martes pasado, mientras iba de camino a la ofi, la canción Da Da Da de Trio quedó interrumpida por una llamada de Antonio.

“Diego quiere más hermanos” me dijo. Parece ser que de camino al cole Diego insistía en tener más hermanos. “Tú tienes seis y yo sólo dos” y “Me da igual que sea chica” fueron dos de sus argumentos.

Así que con una sonrisa fui a trabajar.

Horas después me comunicarían que Diego tiene que ser operado de su enfermedad en la cadera (Perthes). Concretamente le harán una Epifisiodesis trocántera y cabeza femoral.

Diego no es consciente -mucho- de la operación. Lo primero que dijo al salir del médico fue “Voy a poder jugar al fútbol con ocho años”.

Yo en cambio no estoy tan ilusionada, ni tan tranquila. Pero claro, procuro que no lo note. Esta mañana Diego se quejaba de que le picaban los pulgares y me he acordado de una frase de una obra de Shakespeare que me ha dado mal rollo:“by the pricking of my thumbs something wicked this way comes” (¿Por qué recuerdo esa clase de cosas?). Después he borrado ese pensamiento de mi cabeza y he vuelto a la canción de Stevie Wonder  que llevo tarareando dos días.

¿Por qué? porque Everything’s alright

Feliz fin de semana

Baby, ev’rything is all right, uptight, out of sight.
Baby, ev’rything is all right, uptight, out of sight.

I’m a poorman’s son, from across the railroad tracks,
The only shirt I own is hangin’ on my back,
But I’m the envy of ev’ry single guy
Since I’m the apple of my girl’s eye.
When we go out stepping on the town for a while
My money’s low and my suit’s out of style,
But it’s all right if my clothes aren’t new
Out of sight because my heart is true.

She says baby ev’rything is alright, uptight, out of sight.
Baby, ev’rything is alright, uptight, clean out of sight.

She’s a pearl of a girl, I guess that’s what you might say,
I guess her folks brought her up that way,
The right side of the tracks, she was born and raised
In a great big old house, full of butlers and maids.
She says no one is better than I, I know I’m just an average guy,
No football hero or smooth Don Juan,
Got empty pockets, you see I’m a poorman’s son.
She says give her the things that money can buy
But I’ll never, never make my baby cry,

And it’s all right, what I can’t do,
Out of sight because my heart is true,
She says baby ev’rything is alright, uptight, clean out of sight.
Baby, ev’rything is alright, uptight, clean out of sight.
Baby, ev’rything is alright, uptight, ah ah ah ah,
Baby, ev’rything is alright, uptight, clean out of sight.
Baby, ev’rything is alright, uptight, clean out of sight.

Fuente: azlyrics

Diego, música, Pavement, Pensamientos

Did you see the drummer’s hair?

Una vez más me veo obligada a pedir disculpas porque soy consciente de que no escribo tanto como me gustaría. Por un lado porque no encuentro el momento y cuando lo encuentro me doy cuenta de que me requiere un esfuerzo que a veces no estoy dispuesta a realizar. Mis disculpas.

Parte de “culpa” -ya no sé si os lo conté en mi último post- es que he comenzado a colaborar en un blog de series y aquí sí que escribo religiosamente una vez a la semana… pero esto es otra historia. Sígueme! Sigue leyendo “Did you see the drummer’s hair?”

Diego, Pensamientos, Recuerdos

Un chico majo

El otro día, cuando salíamos en coche rumbo a casa de mis padres y esperábamos que se abriera la puerta del garaje, Diego nos contó la siguiente anécdota:

Estaba él quejándose en la escalera del cole porque se había equivocado. No recordaba en qué, pero se había equivocado y eso le daba mucha rabia. Entonces pasó uno de los mayores y le dijo “tranquilo, yo también me equivoco”.

Yo le dije que qué chico tan majo y Diego entonces me dijo con estas palabras:”me dieron ganas de decirle que si quería ser mi amigo”.

¡disfruté tanto de esta historia!. Tanto por la historia en sí como por el emisor, ya que Diego no suele compartir mucha información.

La puerta del garaje se abrió y a casa de los abuelos nos fuimos. Contentos. Pensando en ese chico majo.

Feliz fin de semana

 

Antonio, Bruno, Diego, Mallorca, Martín, Pensamientos, vacaciones

he

He leído
he descansado
he preparado desayunos con infinitas tostadas
he matado un millón de hormigas
he comprado abarcas, camisetas, bikinis, pulseras y un faro
he celebrado el 80 cumpleaños de la madre de Antonio
he hablado con -y me he sentido comprendida por- Chari
No he entendido algunos enfados
he hecho el amor
también he follado
he comido olivas trencadas y all-i-oli
he bebido cerveza
he tenido un golpe de calor
he nadado hasta las boyas
he ido a Cala Figuera al aterdecer
he hecho un millón de planes que no he llevado a cabo
he abrazado
he comido las berenjenas crujientes más ricas del mundo
he bailado con Diego
me he enfadado
he descubierto una casa en un árbol
he pensado en los veranos felices de la infancia
he andado
he ido al Algar
he cuidado de la otitis de Bruno
me he reído de Carlos y Diego haciendo el “dab”
he fregado en barreños
he incluido en la banda sonora de este verano canciones que jamás hubiera imaginado
he hecho las paces
he recordado mucho a mi tía Isabel (más de lo que hubiera imaginado)
me he reído de Bruno después de probar una quelita picante
he visto las estrellas tumbada en tumbonas con Antonio, Diego, Martín y Bruno
he admirado las cabañas que construían los peques en casa
he comido una hamburguesa deliciosa
he visto a los peques cazando cangrejos
he cazado pokemon
y me he quedado sin pokebolas
he deseado que la última semana no pasara tan rápido
he cenado gallo a la plancha
he visto una calculadora antigua
no he entendido su funcionamiento
he saboreado el arros brut y la llampuga
he escuchado a Javier hablar sobre su situación actual en el paro
he ido a Es Trenc al atardecer
he admirado el faro de Portocolom, aunque este año no me despedí de él
he mandado una postal con el calendario de 2017 y fotos de Mallorca
he comido en Sant Salvador con hermanos de Antonio, cuñados y sobrinos
he tenido la sensación de que todo era sencillo
he cantado/gritado en el coche con los peques música a todo volumen
he grabado un video
he dado quelitas a las gaviotas
he visto cómo Antonio disfrutaba a solas de un paseo en barca con Diego
he sido feliz
#Mallorca 2016

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Bruno, Diego, Martín, Pensamientos

Teta

Por increíble que parezca, NO he estado de vacaciones.

Simplemente no me he sentido in the mood para escribir. Por falta de tiempo a veces, de inspiración otras. Y tengo cosas que contarte… pero hay que encontrar el momento para hacerlo. Momento mental también.

Tengo pendientes especialmente tres futuros posts (o eso espero ya que hay posts que nunca llegaron a ser escritos) sobre Snapchat (¡qué original!), un viaje especial a un pueblo de Salamanca y una visita fugaz a Brujas y Bruselas. Ninguno de estos posts son el de hoy. ¿Quieres saber por qué? Come on in Sigue leyendo “Teta”

Antonio, Diego, Pensamientos, Recuerdos

En el atasco

Esta mañana ha llovido en Madrid. Y sí, había atasco.

He ido detrás de un coche de autoescuela que a su vez iba detrás de una moto. En la luna trasera del coche se leía “vehículo de acompañamiento”. El motero seguía las instrucciones que el instructor del coche le dictaba.

Entonces mi cabeza ha volado al año 2002 ¿O era 2001? . A un día de finales de mayo o primeros de junio. A un apartamento de la calle Juan Duque. En el salón nos encontramos Antonio y yo brincando porque él había aprobado su examen de carnet de moto y a mí mi examen de teatro inglés me había salido redondo.

He seguido mi camino y dejado la moto atrás. He quitado el programa de radio y buscado un CD que me apeteciera escuchar: Surfer Blood.

Llegando al trabajo me he puesto detrás de un Smart amarillo y he recordado cuando Diego llamaba a los Smart amarillos “coches de correos” porque Antonio le había regalado un Smart amarillo de juguete que ponía La Poste.

En días como hoy, los atascos molan.