Cine, Diego, finde, recomendación

Me da rabia

¿Cómo ha ido vuestra semana? ¿Bien?

La nuestra aprovechando el tiempo al máximo. Los peques están en la playa con sus abuelos y Antonio y yo no estamos haciendo ni la mitad de lo que teníamos previsto; aunque no nos quejamos porque las horas sin niños cunden mucho y, aunque los echamos mucho de menos, reconocemos que estos días nos están viniendo muy, pero que muy bien.

La semana pasada fue la última semana de campamento de los chiquitines. Parece que ha pasado más tiempo, pero no… sólo hace una semana. Lo cierto es que el fin de semana fue tranquilo y que nos dio mucha pena despedir a los peques. Ellos, emocionados, subieron en el coche del abuelo rumbo al mar. La casa vacía nos dio muy mal rollo y salimos “huyendo” de ella.

Diego, durante sus últimas semanas, me ha hecho pensar en la importancia de saber expresar los sentimientos. Cuando Diego dice “me da rabia” generalmente quiere decir “me da envidia”. Lo ha hecho en un par de ocasiones: una en la que se quedó sin piscina y le dije que su hermano Martín no había hecho nada y que probablemente bajaría a la piscina y la otra en la que vio que sus hermanos jugaban con móviles antiguos y a él le presté el mío. Ambas cosas “le daban rabia”. Más allá de las explicaciones me gusta, mucho, que Diego sea capaz de expresarlo. De comunicarlo. Y es que las emociones, positivas o negativas, son importantes.

Imagino que ya sabes por donde voy.

Ayer fuimos al cine a ver “Inside Out” y me gustó mucho. Es sorprendente lo bien que muestra no sólo las emociones y su importancia sino conceptos como pensamiento abstracto, subconsciente, recuerdos esenciales, memoria a corto y largo plazo… cómo se suceden la pérdida de algunos recuerdos y cómo según creces los pilares van cambiando. La necesidad de estar triste. La combinación de la alegría y la tristeza a la vez. Cuenta, de una manera muy tierna, todo esto.

La peli me hizo reflexionar sobre la pérdida de los recuerdos. Recuerdos, muchos de ellos bonitos. Recuerdos a los que poder aferrarse como por ejemplo escribiendo un blog. Sin este blog probablemente se me habría olvidado que después de dejar a Martín y Bruno en la guarde me montaba en el coche y decía “próxima parada…”; sin este blog no recordaría nuestras escapadas al detalle, o que Martín dejó encerrado a mi padre. Recuerdos que me hacen construir mis islas preciadas que espero no desaparezcan nunca.

Feliz fin de semana

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s