fin de semana, finde, música, Navidad, Pensamientos, recomendación

Donde empieza el infinito y acaba la espiral

Llevo mucho sin pasarme por aquí, lo sé. Las fechas y las agendas se llenan -por no hablar de los viajes de Antonio, que han hecho mi logística más complicada- y me ha sido imposible hacer acto de presencia. ¿Cosas para contarte? Ven y verás Sigue leyendo “Donde empieza el infinito y acaba la espiral”

Anuncios
música, Pensamientos

La mesa más especial

¿Recuerdas cuando el domingo pasado te dije que no estábamos en París?

La noche del sábado salimos a cenar y celebrar nuestro aniversario. Nada pomposo. Salimos a cenar por el barrio. Acabamos en un bar del Matadero.

Había mucha gente y nos apuntaron en una lista donde nos aseguraron que seríamos los siguientes. Mientras tanto, salimos a la terraza a por unas cervezas. Volvimos y vimos cómo se quedaba una mesa libre. Para nuestra sorpresa, no nos la asignaron a nosotros, sino a unos chicos que llegaron más tarde. Avergonzada por haberse olvidado de nosotros, la chica que nos había atendido nos sentó en una mesa donde no sirven comensales. Al final resultó ser la mesa más especial.

mesa especial Sigue leyendo “La mesa más especial”

música

Los Planetas

Hace unos días había un hashtag en twitter:#enmibso. Yo twittee que en la mía deberían estar Los Planetas y The Divine Comedy. En otro twitt Pixies.

Los Planetas son una banda granaína de mediados de los 90. ¿Cómo los conocí? Pues yendo al garito de moda a mediados de los 90. Me encantaba ir a la sala Maravillas. Ponían toda la música que me gustaba. Me encantaba ir con mis amigos, echarme unas risas, tomarme unas copas y fumarme unos cigarros al ritmo de Pixies, Smiths, Stone Roses, etc.

Uno de los chicos que trabajaba allí me dijo que si compraba las entradas para el concierto de Los Planetas me regalaban el CD. Asequible debía de ser, porque yo no estaba muy boyante.

No me preguntéis qué tal el concierto. Lo único que recuerdo era a la chica del bajo. Siempre de espaldas.

Lo que sí sé es que ése fue el “inicio de una gran amistad” ya que escuché ese CD -el Super 8- hasta la saciedad. Lo grabé en cassette e incluso le pinté los monigotes. Sabría deciros en qué punto una canción se corta para cambiar a la cara B. No es, para mí, el mejor disco de Los Planetas… ni siquiera el más importante. Pero sí un punto de partida.

Super 8 tiene auténticos himnos: De viaje, Qué puedo hacer, La Caja del Diablo, Desorden…

Tienen la particularidad de hacer que sientas que eso ya lo has vivido. Que alguna vez te sentiste así.

Los escucho y reescucho y sigo teniendo esa sensación.

Creo que es ahí donde coincidimos todos los “friquis” planetarios. Pero es una sensación peligrosa. Y digo que es peligrosa porque, seguramente, no tendrá que ver con la intención de Jota a la hora de cuadrar sus letras. Este verano mi compi Fernando me pasó el libro de Nando Cruz “Una semana en el motor de un autobús” y se me cayeron algunos mitos. Pero fue buena la bofetada.

A todo esto le sumo que es un nexo de unión entre mi hermano y yo. Ese cassette hizo mella en él también. Se podría decir que el aprendiz superó al maestro.

Y una tontería: cuando viajamos en coche siempre pongo la canción “Canción para ligar (o para que no me dejes)”

Imagen