Cine, Diego, finde, recomendación

¿Chester Copperpot?

Tenía pensado haberme pasado por aquí hace una semana, pero no he podido. La vuelta al cole, el día a día. La adaptación al medio (más de Antonio y mía que de los peques) impidieron que, al menos, pasara a decir hola.


¡Hola!
Aún con el post de mis vacaciones en mente (no será hoy, ya que tengo muchas cosas que contarte) y con ganas de contarte mi visita a la oficina de Google hace más de una semana, paso por aquí para saludar y contarte que me lo he pasado genial estas vacaciones, que la vuelta al cole ha sido mejor de lo que pensaba y que este curso mi ritmo va a ser más bien acelerado. Acelerado por la pisci de los peques, sus extraescolares, la Atención Temprana de Martín, las revisiones médicas,… Acelerado porque para poder ir a Atención Temprana los viernes tengo que recuperar saliendo más tarde del trabajo llegando con el tiempo “pelao”. No voy a tener tiempo ni de pensar. Y comer va a ser todo un reto (odio comer en la oficina).

Los peques esta semana han ido contentos al cole y eso me da tranquilidad. Esta semana además han aprovechado que mi madre está de vacaciones para comer en casa. Comida de abuela. La mejor de todas.

Para mí el acontecimiento de la semana ha sido ver a Rosana (que vino desde Australia a… no me quedó muy claro a qué). Y fue genial verla porque sentí que no se había ido. Y si bien la despedida de hace unos meses fue una “no despedida” esta vez fue igual: Bruno se despertó y fui a atenderle. Ros se marchó silenciosa mandándome un beso al aire.

Hoy también he vuelto a ver a los padres de los compis de Diego en el parque y lejos de darme pereza me apetecía volver a verlos. El grupo que hemos hecho me gusta. Me lo paso bien con ellos.

Te voy a dejar por hoy. Es la 1.38 de la mañana y mañana me voy a pasar el finde al pueblo de mi padre. No me olvido de la recomendación semanal.

Diego ve las pelis compulsivamente como yo. Últimamente me pide los Goonies. La disfruta de principio a fin. Cuando se la puse por primera vez le advertí que había un personaje que podía darle miedo, pero que era bueno. La otra noche nos sentamos a verla con él y no sé si disfruté más de la peli (tienes que volver a verla) o de las caras de Diego: su nerviosismo cuando ve que se acercan los Fratelli o cuando hay nuevas pruebas que pasar; las risas cuando Gordi hace el baile supermeneo o los inventos de Data. De hecho, Data es su personaje favorito. Conocía la peli “byheart” -en su día ya me la tragué unas cuantas veces- pero aun así ahora la estoy volviendo a disfrutar. Así que tienes que volver a verla. La peli acaba de cumplir 30 años y las noticias sacan curiosidades. He de reconocer que leí una que me encantó: por lo visto ocultaron a los niños el barco pirata para rodar sus caras cuando lo vieran por primera vez, de esta manera el espectador descubre el barco al igual que los personajes. Desde que leí esto no he vuelto a ver la escena igual. Estoy haciendo cuentas y vi por primera vez esa peli con 12 años. ¿Te imaginas la emoción de verla por primera vez en el cine?

Feliz fin de semana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s