Bruno, música, Modificación de conducta, Pensamientos, Pete Astor, Psicóloga infantil, recomendación

Everything I keep inside

Situación, Antecedentes, hechos, consecuencias

¿Qué tal estas dos semanas? Las mías emocionalmente intensas. Ya sabes lo que hay que hacer: sígueme

Por un lado hablé con Ros y fue un momento TAN agradable. TAN bueno. TAN natural que no parece que llevemos dos años ya sin vernos. Fue un subidón saber de ella, de Ali  y su embarazo, de planes futuros a corto y medio plazo y de sentir que ahora sí que sí que en unos pocos meses volveremos a vernos.

Por otro lado Antonio estuvo de viaje -otra vez- y en casa me vi desbordada. Especialmente con Bruno. Siempre digo que Bruno saca lo peor de mí, esto no es nuevo. Pero la semana pasada sentí que no controlaba la situación. Para más INRI en el cole a Bruno no le iba mejor: se portó mal en clase, en el comedor, no participó en teatro y fuimos enlazando esto en casa con rabietas intensas. Antonio me entiende, pero desde la distancia. Pensándolo en voz alta con mi amiga Claudia llegamos a la conclusión de que Bruno tiene el síndrome del hermano mediano sin serlo: Diego es el MAYOR, Martín por su condición es el delicado, el protegido; y Bruno intenta encontrar su hueco. De todos modos ya no es tanto por él como por mí y por todos: la que tiene que mostrarse como adulta soy yo, no él y me vi incapaz. He leído infinitos textos sobre estrategias, conductas, educación… pero ya siento que todo me falla y que si me sirve, será por poco tiempo así que hacia el jueves de la semana pasada decidí buscar ayuda. En el parque, dos mamis en las que confío plenamente me recomendaron una psicóloga y esta semana fui a conocerla.

Nuestra primera entrevista fue solas las dos: sin niños. Previamente le había mandado un correo exponiéndole nuestro caso y para ponerle en antecedentes. Me descolocó cuando comenzamos a hablar y por el primero que me preguntó fue por Diego. Hablé de Diego, de Martín y finalmente de Bruno. Y con lo que no contaba era con que según hablaba empecé a llorar. Mónica, que así se llama la psicóloga, me gustó porque todo lo ve natural; no juzga y escucha. Diréis: “es su trabajo” y sí; tendréis razón… pero me hizo sentir cómoda y segura. Después de “abrir el grifo” y de hablar sobre nosotros me explicó cómo íbamos a trabajar: primeras sesiones sin niño y yo explicándole qué tal va la semana para ir trabajando juntos y ver cómo podemos modificar la conducta. Me explicó cosas muy interesantes, cosas en las que no había caído.

¿Mis deberes? Apuntar los enfados de Bruno: la situació (qué sucede), los antecedentes, el hecho y la consecuencia.

Cuando salí sentí la necesidad de hablar con Antonio. Hablamos y bueno, volví a llorar. Y al día siguiente me levanté como si tuviera resaca. Como si hubiera estado en un ring emocional.

Sé que estas primeras sesiones serán así. Pero sé también que me van a venir bien. A mí, a Bruno, a Diego, a Martín y a Antonio.

¿Quieres saber una cosa? Bruno esta semana se ha portado mejor. No me malinterpretes: ha tenido actos iracundos pero de menor intensidad y que han llegado a buen puerto -sin mi pérdida de control-.

Esta tarde hemos tenido tutoría con el profesor y el logopeda de Bruno y ambos nos han dicho que esta semana Bruno ha trabajado mejor. Han sido receptivos y sinceramente me ha sorprendido que han repetido muchas, muchas veces la frase “Bruno es muy inteligente”.  Creo que lo han conocido muy bien: Bruno es cariñoso, mucho; aunque no lo aparente. Y necesita continuamente un refuerzo. No deja verlo. Lo disfraza con mal genio, o con gestos de falsa indiferencia.

Hace cosa de un mes descubrí esta canción. Espero que os guste tanto como a mí. Cuando escucho “I got a very good lock on everythign I keep inside” pienso en Bruno.

Feliz fin de semana

I’m stumbling around trying to organize my head
Can’t tell right from wrong it’s time i put myself to bed
It’s very very late at night and i’m just another drunken fool
Thank God nobody knows about this, nobody knows the truth

Cause I got a very good lock on everything i keep inside
Does a really good job for everything I need to hide
And I can ring round all my friends for a cast or an alibi
Got a very good lock to get by
Walk around my world, no one has a reason to tell
I know it’s only a matter of time before they finally ask
I look really really real life to everything i need to do
I smile and I say the right thing but i know i’m not fooling you
With my very good lock on everything i keep inside
Does a really good job for everything I need to hide
And I can ring round all my friends for a cast or an alibi
Got a very good lock to get by
I ‘ve got a very good lock
I ‘ve got a very good lock
I ‘ve got a very good lock

Anuncios

2 thoughts on “Everything I keep inside”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s