Familia, música, Recuerdos

Cuidando a Martín, despidiendo a Diego y escuchando a Chris Isaak

¿Qué tal estos días?

Siento el plantón de la semana pasada. Tengo justificante: operaron a Martín y no paré mucho esos primeros días. La operación fue bien. Al segundo día ya estaba en el parque. Los dos primeros días en cambio fueron malos. Le operaron de un testículo que no le había bajado y la cirujana aprovechó para quitarle las adherencias balanoprepuciales que hicieron que el pobre viera las estrellas al hacer pis. Ha sido buen enfermo Martín, la verdad.

El viernes pasado Diego hizo pellas en el campamento. Pensé que, ya que me quedaba en casa cuidando de Martín y que Diego se marchaba el domingo a la playa, qué mejor que pasar un día con mamá. Así que pasamos un día tranquilo. Parque, comer juntitos y después recogimos a Bruno en la guarde y mientras yo me quedé en casa con Martín Diego y Bruno bajaron a la pisci con mi sobrino Carlos y con Antonio.

Me acordé de vosotros porque el viernes os habría recomendado una canción feliz, pero los días no me dieron para mucho más.

La semana ha sido tranquila: Diego en la playa y Antonio de viaje. Mucho calor en Madrid y yo intentando esquivar la piscina porque Martín aún no se puede bañar.

Leí hace una semana en el muro de facebook de una amiga que no sabía por qué no podía sacarse de la cabeza “wicked game” de Chris Isaak. Le contesté que Isaak tenía un disco con su nombre que era muy bueno. Le mencioné tres o cuatro canciones del mismo y de repente me entraron ganas de escucharlo. Llevo con él toda la semana en el coche.

Como tantos, tengo el recuerdo de escuchar este disco con Miguel Ángel. Sería uno de nuestros “surcos gastados” si no fuera porque el recuerdo específico que tengo es yendo a casa de mis padres en su coche por la carretera de Extremadura. Seguro que lo escuchamos una y mil veces pero recuerdo ese espacio de tiempo y que casi tuvimos un accidente, y que después de hacerse con el coche agarró mi mano fuerte; muy fuerte.

Tiempo después lo encontré en una de esas cestas gigantes del Vips (yo las llamo peceras)donde sacaban cd’s de oferta. Lo vi y se vino conmigo.

Han pasado muchos años. Muchas escuchas desde entonces. Y puedo decirte que ha envejecido bien.

Si no conoces el disco, te lo recomiendo de principio a fin.

De momento te dejo con esta canción deseándote un feliz fin de semana

NOTA: Surcos gastados es el nombre de un blog que habla precisamente de eso: de surcos gastados

“You Owe Me Some Kind Of Love”

Think of all the things we’ve done and now, you’ve decided I’m not the one.
A love like ours just can’t go on, run away baby have your fun but,
I, I, I, I, don’t wana hurt you I don’t wanna see you cry.
I, I, I, I, just wanna hold your love tonight.
You owe me some kind of love.

I don’t want to see you sad I don’t want ya, feeling down I only want ya,
To say you love me and you need me, the way I love you please believe me.
I, I, I, I, don’t wana hurt you I don’t wanna see you cry.
I, I, I, I, just wanna hold your love tonight.
You owe me some kind of love.
You owe me some kind of love.

Think of all the things we’ve done and now, you’ve decided I’m not the one.
A love like ours just can’t go on, run away baby have your fun but,
I, I, I, I, don’t wana hurt you I don’t wanna see you cry.
I, I, I, I, just want you back I don’t want to fight.
I, I, I, I, just wanna hold your love tonight.
You owe me some kind of love.
You owe me some kind of love.
Help!

Anuncios

1 comentario en “Cuidando a Martín, despidiendo a Diego y escuchando a Chris Isaak”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s